Ya es oficial. Lo acaba de anunciar el Ministerio de Sanidad en su web. Este año son 180 preguntas en Enfermería, más 10 de reserva. Tendremos 4 horas para hacer el examen. Podéis visitar el enlace:

NOVEDADES DE LAS ÓRDENES DE CONVOCATORIA DE PRUEBAS SELECTIVAS PARA EL ACCESO A LA FSE 2013/2014



Ya empiezan los nervios frente a la convocatoria y el examen, ¿verdad?

Por casualidad, mirando cosas en Twitter,  he leído hoy un artículo llamado: 9 cosas que la gente de éxito hace diferente

Como era el Twitter de una enfermera a la que he empezado a leer, he dado click, y me he encontrado con un artículo en el que en su primer párrafo dice eso que constantemente os digo en las clases: "Si yo pude, vosotros podéis" El éxito no está en la persona, sino en su esfuerzo.

A continuación, saca una serie de conclusiones sobre un artículo de una psicóloga motivacional llamada  Heidi Grant Halcorson, que yo paso a adaptar al EIR, explicando en esta entrada del blog mi experiencia en este esfuerzo, que me hizo quedar la número uno en la convocatoria 2010/2011.

Estas son las claves para lograrlo:



  1. Concretar. Es necesario saber específicamente que es lo que se quiere conseguir. En mi caso, tenía muy claro que quería ser matrona y además, en Madrid. No iba a separarme de mis hijos para hacer la residencia. Por eso, desde el primer momento, supe que tenía que luchar por estar entre las 200 primeras. Era la única posibilidad de ser matrona en Madrid. Ese era mi objetivo concreto.
  2. Planifica para actuar. Mi lema en la preparación al EIR fue: "Un objetivo sin un plan es solo un deseo". Es una frase de Antoine de Saint-Exupéry, autor del libro "El Principito". Esa frase estaba en la biblioteca donde bajaba a estudiar, justo de frente al entrar, así que la leía a diario. Es fundamental una buena planificación, y más aún cuando se tiene familia y además se trabaja. Mucha gente me decía que era un imposible, que el EIR era para la gente que acababa de terminar la carrera y tenían todo el tiempo para estudiar. Pero yo tenía muy claro mi objetivo y cual iba a ser mi plan. Como trabajaba por las tardes, estudiaba por las mañanas. Los lunes iba a la academia, y en el metro, de camino al trabajo, iba repasando lo más importante. Los martes, miércoles y jueves los dedicaba a resumir el tema, hacerme esquemas, y sobre todo, comprender lo que estaba estudiando y relacionarlo con lo que ya había aprendido. Los viernes tocaba hacer el test del tema. Los sábados descansar. Los domingos, leer el tema de la semana siguiente. En caso de que surgieran imprevistos o el tema me llevara más tiempo, siempre sacaba ratitos por las noches, o tenía el sábado de comodín para avanzar. Intentaba llevar el temario al día lo máximo posible y sacar tiempo para hacer test relacionados con la materia estudiada. El último mes, me hice mi propio planning de estudio-repaso, personalizado, en función de la importancia de los temas y la dificultad que tenía su estudio para mí. Mis últimos temas a estudiar antes del EIR fueron Administración y Fundamentos. Solamente fallé una pregunta de esas dos asignaturas.
  3. Mide tu progreso. ¿Qué mejor que los simulacros para hacerlo? El primer examen que hice, al empezar el estudio, fue un EIR de una convocatoria pasada. Saqué 35 netas. Según iba estudiando, iba comprobando no sólo el resultado en netas de mis simulacros o exámenes, sino que los temas que ya había estudiado me los sabía. Eso era algo que motivaba mucho. Y en caso de fallar algunas, no lo vivía como un fracaso, sino como una ocasión de aprender algo que se me había "escapado" en una primera ocasión. De esas 35 netas en ese primer examen, fui subiendo poco a poco, pero de manera constante, hasta lograr 73,66 netas en el examen EIR 2010/2011. Tuve 89 preguntas bien, 16 preguntas mal, 5 preguntas sin contestar. Mi examen era aún 110 preguntas.
  4. Sé un optimista realista. Este es mi grito: "WAKA-WAKA". Ya lo sabéis!!! Nada de pensar en las resultas como aquellas compañeras que os he contado. Hay que pensar en que se puede. De eso también se encargó mi hijo, que con 6 años me lo puso en su pizarra, más o menos en Septiembre, y no lo borró hasta que salió el número de orden publicado por el Ministerio. Fue otro de los mensajes con los que estudié en el EIR: "Mamá va a quedar la primera". Alguien tenía que ser la primera. Yo estaba luchando por estar entre las 200 primeras para conseguir mi sueño. Esa lucha me llevó al número uno. 

  5. Enfócate en mejorar, no en ser bueno. En mi caso, había terminado la carrera de Enfermería en 1997. A la hora de estudiar, muchas cosas eran nuevas para mí, otras ni me sonaban, y otras eran un vago recuerdo en mi mente. Además, mi trabajo era muy concreto y no me aportaba conocimientos de muchas áreas de la Enfermería. Ese primer examen en el que saqué 35 netas me hizo darme cuenta de que era un largo y difícil camino el que tenía por delante, pero mi objetivo iba a ser ir sacando cada vez mejores resultados, en aprender cada día algo más. No importaba que en la academia hubiera alumnos sacando en los simulacros más nota que yo. Lo importante era mi progreso. Eramos muy pocos alumnos en la academia, y aún menos los que hacíamos los simulacros y enviábamos los resultados. Poco a poco iba subiendo posiciones, aunque siempre hubiera gente por delante, eso no me preocupaba. Era el EIR el que lo diría todo, y yo iba a ir lo mejor preparadada que estuviera en mi mano para afrontar ese día, gracias al estudio, a la técnica de test y a la confianza.
  6. Resistencia. ¿Hacer un simulacro y que salga fatal, sobre cuando se acerca la fecha del examen EIR? No importa. Resistencia. Nunca hay que tirar la toalla. El EIR no son los 100 metros lisos. El EIR es una maratón y cada pasito cuenta. Hay que saber dosificar el esfuerzo y mantenerlo durante toda la competición. El resultado que cuenta es el final. Hay semanas muy complicadas en el EIR, temas difíciles que no dan tiempo a estudiar y hacen que se acumule materia atrasada... Sale la convocatoria y ves que se presentan más de 15.000.... En mi año, quitaron los 5 puntos por tiempo trabajado, con los que yo contaba... Dan ganas de abandonar. Todo parece que va mal. Me viene a la cabeza otra cancioncita (mis alumnos ya sabéis que soy la de las canciones...) En este caso es la del Dúo Dinámico, "Resistiré". Así de friki puedo ser a veces.
  7. Entrena el músculo de “la voluntad”. Aquí os tengo que confesar que este punto en concreto es el que ha marcado la mayoría de las cosas que he logrado en la vida. El artículo dice textualmente: "El  auto-control es un músculo más. Ejercítalo o se debilitará. Cuando lo usas habitualmente se hace más fuerte". Yo he entrenado este músculo toda mi vida. El día que me propuse dejar de fumar, ya no fumé más. Y el día que me propuse ser matrona, subí mis apuntes de Enfermería del trastero y empecé a clasificarlos. Tomé la decisión en un momento de mi vida en el que tenía un problema de salud derivado de las condiciones de mi trabajo actual, y del cual llevaba varios años con episodios frecuentes. Era Navidad y ahí estaba yo con el brazo en un cabestrillo. Quería dejar mi trabajo actual, pero no sabía ni por donde encaminarme. Hasta que al incorporarme tras mi baja, en Enero, y después de dar mil vueltas a mil opciones, de repente lo ví claro: a mí siempre me había gustado la profesión de matrona, y mucho más aún, en Centro de Salud.  He tenido dos hijos, y en mis embarazos siempre recordaba que era algo que tenía ahí, como una espinita. El primer paso para ser matrona en Atención Primaria era aprobar el EIR, ¿verdad? Pues ya no había nada más que decir: ese era mi primer paso. A por él. Hoy soy matrona, y mi primer contrato como matrona ha sido en Atención Primaria.
  8. No tientes al destino. El artículo dice: "Las personas que tienen éxito logran no hacer más difícil de lo que ya es la consecución de un objetivo". Como os he puesto antes, ya sabía que fácil no era. Todo el mundo a mi alrededor se encargaba de repetirlo: "Eso es muy difícil"  "porque no te planteas otra cosa" "¿con niños y trabajando? estás loca" "¿y tú crees que merece la pena tanto esfuerzo para luego no sacarlo?" "¿en serio crees que vas a aprobar?" Así que yo ni escuchaba. Yo sólo me dedicaba a dar pasos hacia mi objetivo. 200 personas iban a quedar entre las 200 primeras, ¿porque no podía ser yo una de ellas? En realidad, visto así, no era tan difícil. Y si era difícil para mí, era difícil para todos.
  9. Céntrate en “lo que harás”, no en “lo que no harás”. El pensamiento positivo, el WAKA-WAKA, tiene que estar presente en todo momento. Está claro que hay que sacrificar cosas y que no es posible llegar a todo durante la preparación del EIR. Por ello, lo importante es siempre quedarse con lo positivo. Procuraba no pensar en que no estaba con mis hijos en el parque. Al contrario, pensaba: "cuando apruebe y sea residente de matrona tendré un trabajo mejor, estaré mejor conmigo y con ellos".  Nunca pensaba en que Farmacología no había forma de aprenderla: había muchos más temas en el EIR que sí me sabía.  Procuraba no pensar en la cantidad de cosas que podían no estar en los apuntes y ser preguntadas:  lo que me estaba estudiando estaba ahí, en mi cabeza. 




Recordad: no hay nadie mejor ni peor que los demás. Lo que nos diferencia es la lucha, el esfuerzo, la confianza. Espero que tengáis vuestro PLAN para aprobar el EIR. A por ello. Nos vemos en la puerta del Ministerio el día de elección de plazas.



Sígueme en Twitter: @planEIR
o subscríbete al blog.


Parece que al final tendremos 936 plazas en vez de 928 como nos habían dicho en un primer momento.

Aún no es oficial. Estaré pendiente de la web del Ministerio diariamente, para que vosotros sólo tengáis que estudiar.

Os pongo una tabla con los cambios en el número de plazas en la convocatoria pasada y la previsión para este año, junto con el número de orden y la localidad donde se cogió la última plaza. No tengo en cuenta las resultas, ya que nunca hay que mirar las plazas en resultas, hay que ir a por todas en la elección general, que es en la que yo os voy a esperar en la puerta del Ministerio de Sanidad para daros la enhorabuena.




Como podéis ver, la especialidad que primero se acaba es Matrona. Esto ha sido así siempre, pero en un futuro no muy lejano confío en que sea desbancada del TOP por pediatría, ya que con muchas menos plazas que matrona se acaba siempre muy cerca de ésta especialidad.

La especialidad que más lejos llega en el número de orden es Salud Mental. También ha sido así siempre. Y además, suele ser en Ceuta, Melilla o Cataluña.

Este año la última plaza por turno libre fue precisamente Salud Mental en Salt, con el número de orden 1.002. Teniendo en cuenta que había 961 plazas, aún descontando los números de orden por el turno de minusvalía que eligieron antes, podemos ver que cada vez renuncia menos gente a coger plaza de especialista aunque no sea lo que hubiera deseado en primera opción.

Recuerdo cuando me presenté al examen EIR, la de vueltas que le dí a las tablitas estas con las plazas. Incluso me miraba las de las comunidades autónomas cercanas o los sitios donde hubiera buena comunicación con Madrid para poder estar cerca de mi familia en caso de no sacar la plaza cerca de casa. La de tiempo que perdí y lo que me agobié, para al final, coger la especialidad que deseaba y donde quise!!! Por eso, simplemente considerar esta tabla como "información", no os agobiéis pensando en la disminución de las plazas, porque ya os lo he puesto en el recuadro amarillo: waka-waka una es mía!!!! Esa es la actitud y con ese mensaje quiero que estudiéis esta semana.

Y esa es la actitud con la que yo os estoy escribiendo las preguntas del simulacro de Agosto. WAKA-WAKA, y a por un simulacro más!!! Otro pasito más para todos hacia el último simulacro: el de Febrero!!!!



29/JULIO/2013: Acaba de publicar una nota de prensa el Ministerio de Sanidad informando que este año se mantiene la reserva de al menos un 7% de las plazas para personas con discapacidad. Aún no está el BOE publicado. Os seguiré informando a través del Blog y Twitter.


Os escribo esta nueva entrada con la previsión de plazas de especialista en Enfermería vía EIR en la próxima convocatoria.



Supone una reducción de un 3,63% de las plazas, con mayor porcentaje en las especialidades de Enfermería del trabajo que pasan de 25 a 18, y de Matrona, que se reducen 29 respecto al año anterior, quedando en 394.


Sólo voy a hacer un comentario: WAKA-WAKA, si una de esas es vuestra, que más da que haya 1 o 10.000!!!

El resto de comentarios los hacéis vosotros.


Recordar que podeis seguir también las noticias importantes a través de Twitter: @planeir.





En la categoría de Enfermería se presentaron 20.202 solicitudes para 963 plazas. Esto supone una plaza por cada 21 solicitudes.

De un total de 20.202 solicitudes para la categoría de Enfermería, finalmente solo fueron admitidos a examen 19.761, lo que supone aproximadamente un 2,20% menos.

De esos 19.761 aspirantes admitidos, acudieron al examen 15.398. Eso ya nos elimina casi un 24% de los que inicialmente presentaron la solicitud.

Con el nuevo requisito de la nota de corte, sólo pueden resultar adjudicatarios de plaza los aspirantes que alcancen o superen la nota de corte fijada en el 30% de la media aritmética de las diez mejores valoraciones particulares del examen.

De este modo, el número de aspirantes con opción a plaza se redujo a 11.552. Esto significa que un 25 % de los opositores NO SUPERARON ese corte, que exigía tener al menos 97,44 puntos (20,30 sobre 100). La media de las 10 puntuaciones más altas se situó en 324,80 puntos (esto es 67,67 sobre 100). 

Sumando todos los porcentajes de opositores eliminados por estas causas explicadas anteriormente, pasamos de 20.202 solicitudes a 11.552 aspirantes con número de orden. Esto es el 57% del número inicial. ¡Casi la mitad de los que se presentaban se quedan por el camino! 

El 57% que aún tiene opciones de plaza, supone 11.552 aspirantes para 963 plazas. Es decir, una ratio de 1 plaza para cada 12 opositores. Este porcentaje tan solo es superado por los Psicólogos, que tienen una plaza para cada 24,27. En la especialidad de Medicina, tienen una plaza para cada 1,44 aspirantes.

En Septiembre comenzará el plazo para presentar las solicitudes para la convocatoria 2013/2014, y sabremos cuantos somos este año. Pero quiero que penséis sobre estos datos cuando salga el número oficial:


  • La mitad no se presenta o no supera la puntuación de corte.
  • Entre los que superan el corte, hay un alto porcentaje con notas rondando las 20-30 netas... Es decir, que:
      • No han estudiado. (La mayoría)
      • Han tenido el peor día de sus vidas.
Por tanto, no hay que pensar en todos los que se presentan: hay que pensar en los que se presentan con OPCIÓN a plaza, y esos no sois tantos.

Lo que también queda claro según este documento del Ministerio de Sanidad, es que el paro y la crisis que afecta a la Enfermería española se refleja en estos procesos de selección: la última plaza asignada por turno libre en los primeros actos de asignación fue para el número 1.002. Esto supone que cada vez menos profesionales de Enfermería renuncian a una plaza de especialista, sin importarles el desplazamiento fuera de su provincia o elegir una especialidad distinta a la deseada en primera opción.

Quiero despedirme de vosotros esta semana volviendo a decir que hay que seguir con la motivación y el esfuerzo bien arriba, que los que luchan son los que consiguen su plaza, y que para mí también es una recompensa veros en la puerta del Ministerio el día de elección de plazas. Allí estaré un año más, porque sin duda, vosotros vais a ser ese 1 de cada 12, o lo que os echen!!!!






ANA EIR. Con la tecnología de Blogger.

Datos personales

Mi foto
Spain
Enfermera. Matrona. Profesora EIR. Escribiendo simulacros para la preparación del examen EIR e intentando aportar la confianza necesaria para que vuestro objetivo no se quede en un deseo.