Todos los años, a partir del simulacro de Noviembre, empiezo a encontrar alumnos que lloran en los simulacros presenciales.

El EIR cada vez está más cerca y todo el esfuerzo que estáis haciendo parece que no se ve reflejado en los simulacros.

Os culpáis hasta el infinito de esa pregunta tan tonta en la que no he leído lo de "NO" o lo de "INCORRECTA". Si arriesgáis una respuesta y falláis, pensáis que era mejor no contestar.

Además, la tensión del examen hace que cada vez parezca que sabéis menos y que tardáis más en contestar. Antes, sobraba más tiempo para hacer el examen, e incluso podíais repasar; pero ahora casi no da tiempo ni a terminar y hay que dejar las del final en blanco.

La puntuación en el simulacro se estanca y comienza la obsesión de pensar que a estas alturas deberíais estar subiendo las netas de cara a la nota final en el EIR.

Quien más y quien menos, todos pasáis por estos momentos de bajón.

¿Por qué no le damos la vuelta? ¿por qué no dejamos de ver el vaso medio vacío y comenzamos a verlo medio lleno?

Yo no puedo contestar a las típicas preguntas que hacéis en este momento: ¿Cuantas netas debería estar sacando? ¿Cuántas hay que dejar en blanco? Esa respuesta depende de cada simulacro, y por tanto, incluso de cara al EIR no podemos predecir cuantas preguntas son necesarias para sacar plaza o cuantas hay que dejar sin contestar.

Lo único que puedo contestar es respecto a los simulacros que yo os pongo.

Ahora que estáis haciendo los desgloses (son las preguntas que han caído en los exámenes EIR de años anteriores) podéis comprobar como esas preguntas son más fáciles que las mías.

En el examen EIR hay un alto porcentaje de preguntas "me lo sé o no me lo sé". En esas preguntas se refleja el esfuerzo de estudiar.

Pero hay un porcentaje aproximado del 36% de preguntas en las que es importante la técnica de test y que suelen ser calificadas como "subjetivas" o "imposibles" por parte de los opositores.

En mis simulacros, esa proporción se invierte: hay pocas preguntas "me lo sé o no me lo sé" ¡Yo ya sé que os lo sabéis! Además, tenemos los test de clase para evaluar esos conocimientos.

En los simulacros, doy prioridad a que aprendáis a contestar esas preguntas: el "coche", el "lichi", la "bala", la "hamburguesa", los "goles de Iniesta", porque esas preguntas son las que marcarán la diferencia entre los que hayan estudiado.

Cada mes voy aumentando la dificultad de las preguntas. Por eso, es imposible subir las netas lo que realmente esperabais. Tampoco habéis terminado de dar una vuelta entera a todos los temas. Tenéis que ser más permisivos con vosotros mismos: no es por falta de esfuerzo que no obtengáis lo que merecéis en los simulacros, sino porque os preparo para que el EIR sea un simulacro de lo más sencillo para vosotros.

Cuando estéis haciendo el examen EIR, os parecerá increíble que os sobre tiempo, o que haya preguntas del tipo: "¿con qué onda del EKG coincide la descarga eléctrica en una cardioversión?"

La experiencia (y los cálculos con Excel) me dicen que aproximadamente el 70% de los alumnos terminan sacando más puntuación en el EIR que en mis simulacros. Alumnos de otros años que sacaban menos de 50 netas en mis exámenes ahora son residentes de matrona en su ciudad. El EIR fue su mejor simulacro!!!

Tenéis que volver a tener confianza en vosotros mismos. El simulacro final es el más importante y hay que ir convencido de ello. No importa la nota que estáis sacando ahora, sino la que os estáis preparando a sacar. 


Y yo me juego unas cañas a que nos vemos en la puerta del Ministerio en la elección de plazas.







P.D: Quiero enviar un saludo especial a los alumnos que ya no van a tener clase conmigo: Pamplona y Sevilla. Muchas gracias por vuestra acogida y la próxima vez que nos veamos será en Madrid!!!





Ahora que ya sabemos que el número de solicitudes para el examen EIR 2013-2014 es de 17.878, supongo que estáis haciendo cálculos para saber realmente entre cuantos nos disputamos las plazas.

Puesto que hay 961 plazas, parece que nos estamos disputando una plaza para cada 18 - 19 opositores.

Sabemos que este número es realmente inferior, puesto que hay que descontar las solicitudes que finalmente resulten no admitidas, los opositores que el día del examen no se presentan y los que no han estudiado y solo van a mirar.

Por los datos de años anteriores, los alumnos que se preparan el EIR con mi equipo, tienen unos resultados excelentes en el examen.

El año pasado, la nota más alta en el examen fue una alumna nuestra, aunque finalmente no quedó la número 1 en el EIR porque el expediente académico le hizo bajar puestos. ¡Pero bien orgullosos que estamos de saber que el mejor examen lo hizo una alumna nuestra!

Además, con un número reducido de alumnos, tuvimos 6 entre los 10 primeros puestos!!!

Todo esto es simplemente para recordar que no todo el mundo lleva el EIR igual de preparado. Para sacar plaza hay que estudiar muchísimo. Es el primer requisito. Y de esos 17.878, este requisito no lo cumplen ni la cuarta parte.

Así que vamos a considerar que los que realmente estáis estudiando (conmigo, por libre o en otras academias) sois aproximadamente unos 4.500. Al final, estamos hablando de que nos disputamos una plaza para cada 4 - 5 opositores.

Vamos a empezar a soñar con ella e imaginarnos de residentes!!!! Creo que es fundamental confiar en que así será y para ello he añadido una encuesta en el lateral del blog en la que me gustaría que fuerais poniendo la especialidad que queréis hacer.

En los últimos años, desde que en 2010 salieran ofertadas por primera vez plazas de las especialidades de Pediatría, Comunitaria y Geriatría, hemos ido viendo un cambio en la elección de plazas. Cada vez menos opositores tienen como primera opción la especialidad de Obstetricia - Ginecología (matrona), por lo que no sería de extrañar que pronto viéramos un número 1 cogiendo alguna otra especialidad.

Imagina por un momento que eres el próximo número 1 en el EIR. ¿Qué especialidad vas a elegir?

¡Vota en la encuesta!





Si entrais en la página del Ministerio de Sanidad, podeis consultar si estais admitidos en la prueba EIR 2013/2014

Para entrar en el enlace pincha aquí:

Por lo que parece, este año hay muchos "NO admitidos" de forma errónea. Os recomiendo poneros en contacto con el Ministerio para ver si en vuestro caso se trata de uno de esos errores, o por el contrario tenéis que solucionar algún trámite.

Puesto que solamente hay 10 días para hacer las recomendaciones oportunas, intentar agilizar el trámite para no quedaros fuera.

Respecto al número de personas que se presentan este año, el Ministerio no hace ninguna publicación del número total, por lo que es necesario acudir en persona a consultar las listas impresas y contarlos.

El jueves día 21 me acercaré a mirarlas y os avisaré por Twitter del número de personas que finalmente han hecho la solicitud para presentarse al EIR. No os asustéis por el número, ya que entre los no admitidos, los que no se presentan finalmente y los que no estudian se quedan en casi la mitad.

Mucho ánimo a todos: me acuerdo perfectamente del estrés que supone ver el listado de admitidos y darse cuenta de que el momento está cada vez más cerca. Pero tenéis que seguir con fuerza hasta el final.


Tras la publicación ayer de las plantillas definitivas de respuestas correctas en las dos pruebas objetivas de los días 19 y 20 de Octubre para la obtención del título de Enfermería Especialista en Enfermería Geriátrica, hoy era necesario escribir esta entrada en el blog.

Lo primero, para preguntarle al Ministerio porqué lo llaman "prueba objetiva" si hay 29 preguntas anuladas en la prueba del día 19 de Octubre y 27 preguntas anuladas en la convocatoria del día 20. Más bien parece que esta prueba debería llamarse "prueba subjetiva", en vista de las diferentes interpretaciones que se le han podido dar a las preguntas para tenerse que anular una quinta parte del examen. Sí, sí: habéis leído bien: el 21,48% de la prueba del día 19 y el 20% de la prueba del día 20 de Octubre son preguntas que han resultado anuladas.



Lo segundo, para volverle a preguntar al Ministerio la razón de algunas preguntas.

Convocatoria día 20. Pregunta 7: ¿es necesario preguntar que Cicerón introdujo el término Gerocomia para saber que una enfermera está capacitada para realizar las competencias recogidas en el BOE sobre la Enfermería especialista en Geriatría?

Entiendo que quizás lo que pretendían en el Ministerio era jugar al "Trivial" con los opositores y ganarnos el quesito de Historia o de Filosofía. Hipócrates, Platón, Aristóteles y Galeno eran griegos. Solo nos queda posible la opción Cicerón, que era el único romano. Era eso, ¿verdad? Examen de cultura general.


Lo tercero, para recriminarles los tipos de enunciados de las respuestas.

En la convocatoria del día 19, de un total de 135 preguntas, 35 son del tipo:  "Todas las respuestas son falsas" "Todas las respuestas con correctas" "Ninguna es correcta".
En la convocatoria del día 20, son 32 preguntas de este estilo.


¿Tan poca imaginación tienen para escribir los enunciados? Espero sinceramente que estas personas no pongan ninguna pregunta en el EIR, porque mis alumnos se están preparando para un examen que realmente sea capaz de discriminar cuales de ellos están más preparados y les aseguro que se merecen la plaza.


En cuarto lugar, los casos clínicos.
¿Para qué tantas preguntas orientadas al diagnóstico médico y las pruebas que sirven para confirmarlo? Pensaba que realmente el objetivo de este examen era valorar las competencias de la Enfermería Geriátrica. Y tengo muy claro que las competencias de la Enfermería Geriátrica tienen como primer objetivo el cuidado, no el diagnóstico médico. Sinceramente, yo no hubiera puesto esas preguntas sobre los datos de laboratorio que esperaría encontrar en el paciente, o que prueba diagnóstica sería necesario realizar. Habría puesto más preguntas sobre ese paciente al que estamos haciendo terapia de validación y le decimos que nos hable de su vaca, o esa mujer que tiene vergüenza de sus deseos sexuales porque ha interiorizado un estereotipo social sobre la sexualidad en los mayores. Miren, esas preguntas sí que me parecen de mayor competencia para la Enfermería Geriátrica. Y aunque a algunos de los examinados les hayan resultado cómicas, creo que ahí sí se valora la Enfermería más capacitada para atender los problemas de nuestros mayores.

Como formadora de los que serán los próximos residentes de Enfermería, hay una cosa que sí me ha gustado y tengo que agradecer a los que han escrito este examen (y entiéndase la ironía al escribirlo). Había muchas preguntas en las que la respuesta correcta se sacaba con una buena técnica de test. De hecho, ya estoy haciendo mis diapositivas con algunas de ellas para explicarlas en clase. El examen estaba plagado de esas preguntas que yo explico a mis alumnos y las llamo "coches", "balas", "lichis", "hamburguesas" o "gol de Iniesta". Lo siento muchísimo por la gente que ha estudiado para este examen, porque está claro que no se ha correspondido con su esfuerzo. Más vale entrenar la técnica de test para la próxima convocatoria que intentar estudiar para este tipo de examen.

Sabiendo que la mayoría de mis lectores son profesionales de Enfermería que se preparan para superar la prueba EIR, hay que añadir que a pesar de la mala prensa que tiene,  el examen EIR es un examen mucho más planificado, adecuado y objetivo a lo que se pretende valorar. Alguna pregunta hace la excepción, pero por lo general, es un examen de muchísima más calidad y realizado de forma más precisa que lo han sido estos dos, sin lugar a dudas.

Por último, quiero mandar como siempre mi mensaje de ánimo a los futuros residentes, para que sigan luchando por esa plaza. En el examen EIR, el esfuerzo de estudiar sí que tendrá su recompensa.

Afortunadamente.




Recuerda que puedes seguirme en Twitter: @planEIR

O subscribirte al blog.



 


ANA EIR. Con la tecnología de Blogger.

Datos personales

Mi foto
Spain
Enfermera. Matrona. Profesora EIR. Escribiendo simulacros para la preparación del examen EIR e intentando aportar la confianza necesaria para que vuestro objetivo no se quede en un deseo.