Por si no fuera suficiente lo muchísimo que uno mismo se amarga la existencia cuando se decide a preparar el examen EIR, aquí os dejo algunas sugerencias más por si queréis hacerle este camino aún más insoportable a uno de esos muchos enfermeros que sueñan con conseguir su plaza de residente.

Si eres un compañero enfermero que no se presenta al EIR, puedes decirle a tu compañero/a cosas como esta:

  • "Si te va a dar igual la especialidad, si luego los contratos se los siguen dando a los mismos. Yo que tú dejaba de estudiar y me buscaba algo en el extranjero"
  • "¿Otra vez la NANDA y a la Orem? Uffff, tú debes estar mal de la cabeza, ¡volver a estudiarte eso de la carrera!"
  • "Y este año, seguro que se presentan por lo menos DIEZMIL" (Aclaración: no conviene exagerar mucho para que parezca más creíble y así mermar más la poca confianza que el alumno tiene en aprobar)
  • "¿Tú sabes lo que vas a cobrar después? ¿Y lo que te van a explotar? ¿Y otra vez ser alumno? ¿Lo has pensado bien?"
  • "Pues a lo mejor en el último momento yo también me presento y pruebo suerte, que como es un examen test, lo mismo me saco la plaza sin estudiar"

Si eres un amigo que no tienes que ver nada con la Sanidad, tus argumentos tienen que seguir la línea de los que describo a continuación. Es muy importante que pongas tono de tener muchísima razón.
  • "Este domingo hemos quedado los 50 de la pandilla y vamos a ir a ese sitio que tú tantas ganas tienes de ir, a hacer eso que tú tantas ganas tienes de hacer, pero claro, no he contado contigo porque sé que tienes que estudiar"
  • "¿Y de verdad tienes que estudiar tanto? ¡Ese examen no puede ser tan difícil!"
  • "Ahhhh ¡que es un examen test! Entonces está chupado, no hace falta que estudies tanto, vente el domingo con nosotros!!!"
  • "¿El examen es en febrero? ¿Y porque estás estudiando desde marzo? ¿No estás exagerando un poco? Seguro que la gente se lo saca estudiando el mes de antes. Vente el domingo con nosotros."
  • "Y si apruebas ya tienes una plaza fija para toda la vida, ¿no? Porque con tanto esfuerzo, será para conseguir un puesto fijo, ¿no? ¿Que sólo son dos años? Pues vaya timo!!! Anda, ¡vente el domingo con nosotros!"

Si eres la persona que tiene que darle los días libres en el trabajo, tienes una posición perfecta para hacer la vida imposible al opositor EIR. Especialmente las semanas previas al examen.
  • "Mira, están las cosas ahora en Recursos Humanos fatal... Lo mismo tienes que doblar de aquí a febrero todos los días, eh???"
  • "Ah!!! No me acordaba que me habías pedido los días libres para estudiar.... Uy, pues va a ser que no"
  • "No te irás a coger el día libre para el examen, ¿no? Tú vienes a trabajar por la mañana y desde aquí te vas"
  • "Oye, y si apruebas... ¿tú crees que vas a estar mejor de residente que en este servicio con lo que yo me preocupo por el personal de Enfermería?"
  • El más malvado de todos los comentarios es cuchichear con el equipo en voz baja, pero asegurarte de que te oye: "Yo creo que no va a aprobar, pero tiene tanta ilusión que cualquiera le dice nada" 

Y por último, sin duda alguna, quien más poder tiene para hacerle la vida imposible al opositor EIR, es otro opositor EIR:
  • "Yo ya me sé todos los diagnósticos de la NANDA, con sus características definitorias y factores relacionados. Incluso a que clase y dominio pertenecen"
  • "Pues a mí los simulacros me salen genial. No bajo de 450 netas sobre 540. Y en el último tuve 475. Y es la primera vez que me presento" (conviene decir esto justo después de corregir el simulacro ese que a todo el mundo le ha salido fatal)
  • "Y encima estoy sacando esos resultados sin casi estudiar. Yo estudio dos horas, tres días a la semana. El resto del tiempo me lo paso de fiesta"
  • "Yo es que tengo mucha intuición y los test me salen genial: cuando dudo entre dos siempre acierto. No entiendo que a tí te salgan mal"
  • "Yo es que este año me lo saco seguro, pero tú tranquila, que si no apruebas no se acaba el mundo, que se necesitan muchas enfermeras sin especialidad y el EIR es todos los años. "


Por todo ello, que no se aleja de la triste realidad, aquí me tenéis para dar mis argumentos de por qué hay que seguir luchando:

  • Porque esforzarte y conseguirlo es una recompensa que te mereces vivir y disfrutar. Merece la pena, sin ninguna duda, pese a los tres años de sacrificio.
  • Porque cuando realmente deseas una cosa, el universo entero conspira para que lo logres. Sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar.  (Paulo Coelho)
  • Porque aunque en el día a día no obtengas los resultados que esperas, siempre estarás por delante de los que ni siquiera lo intentan.
  • Porque ¡claro que se puede! Y los que me conocéis en persona lo sabéis. Confiad en vuestras posibilidades y continuad luchando. Cada pasito os acerca más a vuestra plaza.
  • Porque un objetivo sin un plan es solo un deseo. (Saint- Exupéry) Y vosotros tenéis el plan. 

Me despido unos días de todos vosotros. Voy a disfrutar unas vacaciones que prometí tener cuando aprobara el EIR y terminara la residencia. Ha llegado el momento de celebrar el esfuerzo realizado durante los últimos tres años.

Os escribiré de nuevo en el blog a la vuelta. ¡A estudiar!


Puedes seguirme en Twitter: @planEIR


Una de las preguntas del examen EIR 2010 en el que obtuve mi plaza de Enfermera Interna Residente (EIR) fue la siguiente:


Una enfermera desarrolla su ejercicio profesional
de manera flexible y muy eficiente; ya no
necesita reglas, directrices o máximas para
conectar su conocimiento de la situación con la
acción adecuada. Demuestra capacidad analítica
elevada e intuitiva ante situaciones nuevas y
tiende a realizar una acción determinada porque
“siente que es lo correcto”. Según los niveles
profesionales, descritos por P. Benner se
corresponde con el nivel de profesionalidad de:
1. Principiante.
2. Avanzada.
3. Competente.
4. Profesional.
5. Experta.


Al prepararme el EIR me llamó la atención la teoría de Patricia Benner: "de principiante a experta", porque me recordó mi trayectoria profesional.

Según Benner, una Enfermera Principiante no tiene experiencia previa, tiene un rendimiento limitado, inflexible y regido por reglas y regulaciones fuera de contexto más que por la experiencia.

Al avanzar en su profesión, la enfermera adquiere progresivamente los niveles Avanzado, Competente, Eficiente y Experto.

Mi primer día de Enfermera fue en la planta de Medicina Interna, 24 pacientes para mí sola y con una gran  "L de Enfermera en mi cara". ¡Con lo sencillo que me había parecido cuando era estudiante! Y ahora casi no me daba tiempo a tomar las tensiones porque tenía mil timbres que atender y medicaciones que preparar. Mi compañera, igual de saturada que yo, no podía parar a echarme una mano, o explicarme las dudas que se me planteaban, así que estaba "sola ante el peligro". Y por supuesto, esa sensación de losa cargada en la espalda de "ahora soy yo la que tiene toda la responsabilidad profesional", que de alumna no se percibía del mismo modo.

WWW.conLdeEnfermera.com
Cada vez que cambiamos de servicio, incluso si cambiamos de un centro a otro, llevamos otra vez esa grandísima L hasta que conocemos los protocolos del servicio, el ritmo de trabajo e incluso la ubicación del material.

Después de hacer muchas suplencias y pasar por diferentes centros, terminé trabajando en el mismo servicio durante 10 años. En ese momento, según Patricia Benner,  podía decir que mi trabajo ya no se regía por reglas estrictas, sino que era fluido y flexible. Tenía capacidad analítica e intuitiva ante las nuevas situaciones y en muchos casos "sentía que era lo correcto". Y así era.

Por ello, cuando decidí dejar el trabajo en el que había realizado la mayor parte de mi carrera profesional, una de las cosas que me asustaba era volver a ser la Enfermera Principiante en un nuevo servicio. Cuando me planteé hacer el EIR y especializarme en Enfermería Obstétrica y Ginecológica, pensé que los dos años de residencia me capacitarían para avanzar en mi desarrollo profesional, no partiendo desde cero.

Efectivamente. Este verano me he "estrenado" como matrona. Y mi primer día ha sido muy diferente a cómo fue mi primer día de enfermera en la planta de Medicina Interna. Sigo llevando una gran  "L  de enfermera y de matrona", pero la sensación ha sido totalmente diferente a ese otro primer día.

Siempre llevaré la L de enfermera y matrona, porque nunca se termina de aprender, pero mis herramientas para enfrentarme a las situaciones son otras, porque gracias a los dos años de residencia ya no soy esa Enfermera Aprendiz.

Con esta entrada en el blog, mi propósito es incidir de nuevo en lo que he ido comentando con todos los que habéis participado en las entradas de estas últimas semanas.

  • Somos EIR: seremos enfermeros especialistas. La especialidad EIR es fundamental para que como profesionales adquiramos las competencias necesarias para realizar nuestro trabajo de la forma más eficiente posible.  Es necesario que el número de plazas en el EIR aumente en aquellas especialidades en las que es evidente que las plazas ofertadas no cubren las necesidades actuales de enfermeros especialistas. También es necesario que la sociedad conozca el significado de la especialización en Enfermería y cuales son nuestras competencias. En este punto jugamos nosotros el papel protagonista.
  • Enfermería NO es un comodín. La rotación en los puestos de trabajo que sufrimos actualmente y la inestabilidad laboral no permiten que nuestro nivel de profesionalidad según Patricia Benner avance en línea recta hasta el nivel de Experto. 

Por todo esto, planteo que como colectivo:

  • Debemos reivindicar el acceso a una mayor preparación a los responsables de nuestra formación, pero también debemos hacernos esa exigencia a nosotros mismos en el día a día. 
  • Debemos dejar claro que la rotación en los servicios y las condiciones en las que se hace actualmente, nos hace ser Aprendices de nuevo. Nuestro trabajo implica una gran responsabilidad, de la que tenemos que ser conscientes y hacer también conscientes de ello a los que nos contratan. 
  • La mayoría de las  bolsas de trabajo actuales no contemplan las especialidades de nueva creación: debemos reivindicar que al terminar la residencia podamos ejercer nuestra profesión como especialistas, sin tener que volver a incorporarnos a un sistema de contratación en el que los trabajos que se nos ofrecen no guardan relación con nuestra especialidad. 
  • Debemos de tener una mayor identidad y unión profesional, ayudando a los compañeros Aprendices cuando nosotros seamos Expertos.

Conseguiremos cambiarlo, porque todos saldremos ganando: profesionales y pacientes.

Gracias a @conLdeEnfermera por dar a conocer y concienciar sobre el contexto de vulnerabilidad al que se enfrentan los profesionales noveles de Enfermería, y los no tan noveles ante cada contrato y cada vez que nos cambian de unidad, servicio o departamento.


Puedes seguirme si te subscribes al blog o a través de Twitter: @planEIR



Esta semana quiero seguir defendiendo la necesidad de que la Enfermería se especialice en su área de trabajo y defendamos nuestra profesión.  No somos comodines polivalentes que podamos estar cada día trabajando en un sitio distinto y con pacientes distintos.

Muchos de vosotros me contáis en estos días que por fin os han llamado para trabajar, algunos incluso por primera vez desde que acabasteis la carrera, y para otros es el primer contrato desde el verano pasado. Además, esos contratos os los están haciendo en sitios donde no habéis rotado nunca y que no tienen nada de sencillo: UCI pediátrica, quirófano, diálisis... Otros compañeros me habláis de contratos tan increíbles como "enfermera polivalente". Tal y como está la situación laboral en España, no vamos a rechazar contratos, eso está claro. ¿Pero cuál es el coste de hacer de comodines?

El primer coste ya lo conocéis los que lo habéis vivido: ¿con qué seguridad acude un profesional de Enfermería a su puesto de trabajo cuando no sabe nada del servicio o las técnicas específicas que tiene que aplicar? ¿Cómo acude cuando ni siquiera sabe en qué servicio va a estar asignado ese día? ¿O si acabará el turno en el mismo servicio en el que empezó? Y estas situaciones, en el verano se multiplican por 1.000.

Pero hay otro coste aún más importante. Estos son algunos ejemplos:

En la hoja de prescripción ponía que se le debían administrar al paciente 9 gramos cuando la dosis correcta era 0,9 gramos. Personalmente, yo nunca he administrado quimioterapia: ¿hubiera puesto lo que ponía en la prescripción? ¿Qué hubierais puesto vosotros? Y eso, a esas compañeras les ha costado una sentencia de homicidio imprudente, con una pena de un año de cárcel.

 - FERROL. Juzgan a una enfermera de Ferrol que causó la muerte de un bebé tras inyectarle un medicamento que era para su madre. La Fiscalía pide 2 años y medio de cárcel y 130.000 € de indemnización. La noticia, en su último párrafo pone textualmente: "la enfermera había sido contratada de forma eventual para los días 19 y 20 de noviembre". ¿No habrá tenido algo que ver esto con el error?

 - VALLADOLID. Piden cárcel para una enfermera de Valladolid por suministrar a un bebé por error un medicamento que era para su madre. La enfermera imputada, llevaba 15 días trabajando en el servicio de Maternidad. Le indicó a la madre que tomara la medicación, pero la madre se la administró al bebé. La enfermera afirma sentirse responsable, aunque no culpable, ya que explicó a la madre que la medicación era para ella, pero no pudo quedarse a supervisar la correcta toma de medicación debido a que tenía otras 20 habitaciones que atender y se le acumulaba el trabajo.


Nuestra correcta actuación es fundamental para garantizar la seguridad en la atención de nuestros pacientes.

Debemos esforzarnos en que nuestra formación sea de la mayor calidad posible y autoexigirnos tener esa formación actualizada a nosotros mismos. Pero como colectivo, también debemos luchar de forma conjunta para que estas situaciones no ocurran: no somos comodines que podamos estar cada día en un servicio, con pacientes distintos.

Esto es algo que las gerencias de los hospitales deberían considerar, pero para eso tendremos que denunciarlo nosotros. Nos falta mucha unión, compañeros. Podríamos cambiar muchas cosas si trabajáramos en la misma dirección. Pero seguimos asumiendo ese "locus de control externo", esa indefensión aprendida de la que os hablé en anteriores entradas del blog. Ojalá algún día nos lo creamos y comencemos a cambiar la situación.

Mucha suerte a todos los compañeros que empiezan en un nuevo servicio. El próximo lunes, yo misma empiezo a trabajar en un sitio nuevo.




Podéis seguirme en Twitter: @planEIR o subscribiros al blog.


                                                                          


El 31 de Julio el Ministerio de Sanidad ha publicado una nota informativa sobre las novedades en la convocatoria de Formación Sanitaria Especializada de este año

Quizás lo más importante respecto a la convocatoria EIR es el aumento en el número de preguntas, que pasan a ser 180 más 10 de reserva, con una duración de 4 horas.

La nota de corte en todas las especialidades sube al 35%. Esto significa que para poder obtener plaza de especialista hay que tener un resultado en el examen de al menos el 35% de la media de los diez mejores expedientes. 

En Enfermería esta nota de corte sólo afecta realmente al turno de aspirantes con discapacidad, a los que se reserva un 7% de las plazas, ya que el número de plazas ofertadas es muy inferior al número de personas que superan el corte. 

Os recuerdo que la última plaza en resultas por turno libre fue adjudicada al número de orden 1.011 (Salud Mental en Terrasa), mientras que por el turno de discapacidad fue adjudicada al número de orden 11.495 (Salud Mental en La Laguna). El número de personas que superaron el corte fue de 11.552. 

El último dato a resaltar sobre las noticias que tenemos de momento sobre la convocatoria de Formación Sanitaria Especializada, aunque no se haya dado a conocer en esa nota del Ministerio, es la reducción del número de plazas. Como os puse en la entrada anterior del blog Previsión de plazas ofertadas este año se ofertaban 928 plazas, aunque en la actualización parece que finalmente serán 936, lo que significa 27 plazas menos. 

Desde la publicación de esta nota por parte del Ministerio, estoy recibiendo numerosos mensajes a través de Twitter de artículos de prensa en los que se denuncia por parte de la Sociedad de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), de Medicina Interna (SEMI) y de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) la disminución de plazas en el MIR en las especialidades generalistas.

Me ha llegado el mismo mensaje a través de numerosas y diversas fuentes. Pero no me ha llegado ni uno solo denunciando el descenso en las plazas de especialista para Enfermería, que de por sí son deficitarias en la mayoría de las especialidades.

Estoy totalmente de acuerdo con la reivindicación que están haciendo los médicos por defender su especialidad, pero lo que me preocupa es que el colectivo de Enfermería no haga una lucha aún mayor en vista de los siguientes datos:



  • Este año se formarán SOLAMENTE 17 enfermeras especialistas en Enfermería del Trabajo. El año pasado se formaron 22, lo cual ya de por sí era claramente insuficiente para cubrir las demandas actuales.
  • Este año se formarán SOLAMENTE 12 enfermeras especialistas en Enfermería Geriátrica. El año pasado se formaron 11. ¿Cree el Ministerio que el aumento de una plaza es suficiente para cubrir las necesidades de especialistas en esta disciplina? ¿Acaso no dejan claros los datos del INE el envejecimiento de nuestra población?
  • Las especialidades de Enfermería Pediátrica, Salud Mental y Obstétrico-Ginecológica(matrona) también sufren disminución de plazas. La más afectada es matrona, donde pasamos de 423 a 396 plazas.
  • La especialidad de Enfermería Familiar y Comunitaria es la única que se incrementa en porcentaje "significativo", pasando de 214 plazas a 233. Debemos considerar que es una especialidad nueva y que este año han acabado su residencia los primeros especialistas vía EIR, por lo que el número total de enfermeros especialistas en este ámbito es aún escaso.
  • Seguimos esperando a que convoquen plazas en la especialidad de Cuidados Médico-Quirúrgicos, a pesar de haberse reconocido como tal en Abril de 2005 mediante el Real Decreto 450/2005 de 22 de Abril.
  • Seguimos esperando la resolución para la obtención del título de Especialista por la Vía Extraordinaria de las Especialidades de Comunitaria, Pediatría y Geriatría. Hace más de 3 años que solicitamos el reconocimiento y aún no sabemos nada.
  • El año pasado se presentaron 20.202 solicitudes para 963 plazas, lo que significa un ratio de 1 plaza para cada 21 enfermeros. Finalmente, descontando las personas que no se presentaron y los que no superaron la nota de corte, el ratio es de 1 plaza para cada 12 enfermeros. En el MIR es de 1,44; en el FIR es de 4,28; en el RIR es de 6,35; en el QIR es de 8,27, en el BIR 11,72. Tan solo el PIR tiene un ratio superior al de enfermería, siendo de 24,27.


Y enfermería, ¿por qué no lo denunciamos? ¿Por qué no salimos en las notas de prensa de los periódicos? ¿Por qué no recibo mensajes desde Twitter hablando de nuestra reducción de plazas? ¿Por qué enfermería está invisible en todo esto?

Cuando alguien os pregunta para qué es ese examen que tanto estudiáis, ¿Cuántos de vosotros tenéis que decir que es como el "MIR" de los médicos para la Enfermería para que la gente sepa de qué hablamos? 

Y por último, desgraciadamente, la opinión que tiene una gran parte de la población es que la Enfermería son los ayudantes del Médico, como se puede ver en el Vídeo de YouTube sobre la imagen social de la enfermería española.

¿Os apetece cambiar esto? Pues vamos a conseguirlo entre todos, porque no somos invisibles y podemos hacerlo. La confianza, eso que tanto os insisto en clase, no es solamente para aprobar el EIR. La confianza es para todo lo que queramos lograr en la vida.


Gracias por vuestros comentarios y por difundir la situación de las Especialidades de Enfermería.


Puedes seguirme a través de Twitter: @planEIR o subscribirte al blog.










ANA EIR. Con la tecnología de Blogger.

Datos personales

Mi foto
Spain
Enfermera. Matrona. Profesora EIR. Escribiendo simulacros para la preparación del examen EIR e intentando aportar la confianza necesaria para que vuestro objetivo no se quede en un deseo.